Asuntos Legales

Un aspecto importante de su papel como cuidador es organizar y ordenar prontamente los asuntos financieros y legales de quien usted cuida. Si estos documentos se elaboran mientras la persona está competente y aún tiene algún control sobre sus funciones mentales, evitará problemas legales costosos más adelante. Parte de la planificación legal debe incluir un inventario de todos los documentos legales que amparen propiedades, seguros, deudas, directivas anticipadas, poderes legales.

Los siguientes documentos legales deben ser preparados por un abogado, cuando la persona aún es competente. De lo contrario estos documentos no tendrán ninguna validez legal:

Poder duradero de abogado

Los estatutos del estado de la Florida permiten el uso de este documento que especifica detalladamente, los poderes que han sido dados a la persona que posee dicho documento. La persona con Alzheimer puede autorizar a un agente (que puede ser un familiar o amigo) a tomar decisiones legales para cuando el individuo ya no sea competente y no pueda tomar decisiones. Este poder puede ser cambiado o cancelado en cualquier momento por la persona con Alzheimer. El apoderado tiene autoridad específica (manejar las propiedades) o general (se encarga de todos los asuntos legales). El apoderado o agente deberá en todo momento cumplir con los designios del apoderante (la persona con Alzheimer).

Designación de un apoderado para asuntos de salud

La persona con Alzheimer puede autorizar a un agente para que tome decisiones sobre el cuidado de su salud, incluyendo la elección de agencias proveedoras de servicios, tratamiento médico y facilidades. Para la persona en el estado avanzado de Alzheimer, el apoderado escoge los servicios y toma decisiones acerca del fin de la vida, por ejemplo, asuntos para prolongar la vida como recibir nutrición artificial, o no resucitar.

Para designar un agente o apoderado de asuntos de salud, la declaración debe ser por escrito y firmada por dos testigos. Esta declaración entra en efecto una vez que el médico que lo atiende determine que la persona con Alzheimer ya no es apta para tomar decisiones relacionadas con su salud.

El apoderado para asuntos de salud puede:

El apoderado para asuntos de salud no puede dar su consentimiento para:

Directivas anticipadas – Última disposición en vida

Este documento se refiere no solo a las decisiones médicas, si no también a los deseos personales, emocionales y espirituales de la persona con Alzheimer. Este documente también ayuda a las familias a hablar entre sí misma y con su médico y sobre un tema que es difícil de afrontar.

En este documento, la persona con Alzheimer indica:

Custodia legal

La custodia legal es un proceso donde, basado en evidencia médica, la corte determina que el individuo es incompetente legalmente e incapaz de tomar decisiones relacionadas con el cuidado personal y el manejo de sus bienes. Una vez que la corte encuentra al individuo legalmente incompetente, le asigna un guardián o encargado que tiene la autoridad legal para tomar decisiones relacionadas al cuidado y custodia de la persona con Alzheimer.

Después de llenar una Petición de Custodia, la corte le envía a la persona con Alzheimer una orden para presentarse en la corte. En esa orden aparece el nombre de la persona que pide ser el encargado. La persona con Alzheimer tiene la oportunidad de objetar a la custodia y en caso de no haber objeción, se nombra al encargado. La corte tendrá una audiencia en caso de que se escuchen objeciones de la persona con Alzheimer u otros individuos.

Source/Fuente de información para asuntos legales: Steps to Understanding Legal Issues – Planning for the Future – Alzheimer Association

Adaptado del manuscrito ¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER? con autorización del autor Easter Seals, Adult Day Care Center, Miami Florida, 2007.

top


Texto : A, A, A

College of Public Health and Health Professions, University of Florida